Toque velvet

Si bien esta tendencia asomaba tímidamente en temporadas anteriores, el terciopelo se vuelve favorito este invierno y se verá en múltiples prendas. Te pasamos claves para sumar esta textura, sin recargar tu look en el intento.

De brillo y colores intensos, el terciopelo aporta un toque vintage y elegante a los looks invernales. A diferencia de temporadas precedentes, en el que lo vimos plasmado solo en pantalones y abrigos, en este invierno 2018 pide revancha y se incorpora en faldas midi, conjuntos de blazer y pantalón, monos, largos tapados y hasta en botas stilettos. ¡Un mundo de prendas y accesorios para combinar!

Si bien estábamos acostumbrados a ver el terciopelo en colores intensos como el bordeaux, negro y verde, la novedad tendenciera es que se imponen los tonos vibrantes como el violeta, verde menta, azul y varios colores más.

Cabe agregar además que el suave acabado del terciopelo fue elegido por numerosos diseñadores para la confección de vestidos de alfombra roja, y muchas celebs se animaron a llevarlo en propuestas de vestidos ceñidos al cuerpo, “wrap dress” y elegantes monos.

Por su brillo y volumen, una sugerencia para conseguir un look armónico y descontracturado es que lo incorpores de a una prenda a la vez, combinándolo con denim, faldas de punto, y demás prendas de otros géneros. En cuanto a los colores, si te animás a apostar por tonos fuertes, llévalo con prendas de colores neutros, para no saturar visualmente el equipo.

Para todos los gustos, el terciopelo se convierte en una apuesta segura y súper elegante para llevar. ¿Te gusta? ¿En qué prendas lo sumarías? ¡Comentá nuestro post!