Amado comodín

Temporada tras temporada, el reinado de la camisa se impone. De variados largos y sumados a distintos “bottoms”, una consigna es prioritaria: las rayas marcan tendencia.

Anchas o finitas, en degradés o en dupla de color/blanco, esta prenda acompañará distintos looks. Irá a la perfección con leggins de vinilo, lycra o cuero, en estilismos más de noche, pero también con jeans campana, faldas lápiz o pantalones estilo pijama. ¿Te animás a estilos más osados? La maxicamisa, como monoprenda, será un súper ítem para los días de frío, con unas buenas botinetas o bucaneras.

Es que son tan cómodas que se llevan de diez con los equipos de invierno, y son prendas versátiles para sumar en cualquier estilo. Si bien las de rayas serán las favoritas, las veremos de prints florales, geométricos y animales.

El juego es la tendencia, y la propuesta es sumar “tu” versión; la que más se adapte a tu estilo. Te animás? Contanos!