Comfy Style

Entre tanto brillo y estampas, se impone un estilo que todos vamos a querer adoptar, donde la comodidad es la premisa central. Enterate de qué se trata esta nueva versión del “layered look”, llevado a su máxima expresión.

Tal como cuando llegas a casa en invierno y te pones cómodo; cuando te arropas en casa para estar abrigado… ¡Nos hemos afiliado al “comfort wear” sin saberlo. Sí; justamente cuando elegimos tejidos tramados, paños mullidos, y demás texturas que nos remiten a los abrigos de nuestra infancia.

Multiplicidad de texturas, combinadas con tipologías oversize, se conjugan en esta tendencia a lo cómodo, a lo que nos sienta bien. El layered look, es decir, el vestirnos en capas (superponiendo camperas a camisas XL, y sumar chalecos para cerrar un look, por ejemplo) se reinventa a través de la suma de texturas diferentes. Así, en un mismo outfit, conviven corderitos, paños, terciopelos, pieles, lanillas, y hasta matelassés, porque la consigna es estar abriga y (¡súper cómodo!).

Las prendas must del comfy style son los maxi tapados, los blazers, pantalones, faldas y las maxi bufandas… eso sí: todas estas prendas de las más variadas estampas, colores y telas.

¿Tip de estilo para no exagerar? Guiate primero por el volumen y peso de las telas elegidas. Además, tomá como principio rector. Si tu estilo es más despojado, sumá de poco esta tendencia, comenzando, por ejemplo, por sumar sweaters y un maxi tapado.

Nos encanta este estilo relajado y apto para todos los gustos. ¿Lo sumarías a tus looks de cada día? ¡Contanos!